¿Nos engaña Steve Huff?

Me duele decir que Steve Huff, hace unos cuantos años, cuando tenía muy pocos seguidores (ahora tiene más de 300.000), realizaba experimentaciones con la polémica GhostBox. Por aquel entonces, llegó a ser como "mi maestro" en la distancia, ya que gracias a sus técnicas y vídeos me introduje en el fascinante mundo de la Transcomunicación Instrumental. Si bien siempre he creído en la honestidad d este fotógrafo, actualmente gurú de lo paranormal, parece ser que se ha apuntado al Show Business. Esto podría ser moralmente lícito o no, pero lo que no es de recibo es que nos esté engañando.

Por mi experiencia y mis investigaciones, Steve Huff no nos engañaba cuando empezó. Conseguía resultados no muy alejados de los que yo conseguí hacia el 2013.

Cierto es que en cuanto empezó a ser muy conocido, le crecieron los enanos y no sin razón ya que se olía un interés monetario no del todo limpio.

¿Qué le ha pasado a Steve Huff?. Posiblemente el afán recaudatorio, o las posibilidades de establecer un negocio muy rentable lo apartaron de la fe y los mandamientos espirituales.

No hay más que entrar en su mundo internáutico para percatarse desde el segundo uno que todo lo tiene montado alrededor de un negocio. Software vario, aparatos de hasta más de 3000$...Hasta puedes ser miembro-socio por unas cuotas que te permite incluso "asistir" a sesiones donde Steve puede lograr contactar con un ser fallecido allegado.


El 4 de julio de 2018, un vídeo de Amanda Grace comenzó a rondar por las redes sociales con respecto a Steve Huff.

Huff Él hizo una sesión de Ghost Box para contactar con el fallecido rapero estadounidense Lil Peep. Y... sí, obtuvo resultados. Hasta el tono de la voz era el de Lil Peep.

Lo que no sabían sus incondicionales Fans es que Steve utilizó fragmentos de audio de una entrevista que le hicieron a Lil hacía un tiempo.

Estas prácticas fraudulentas en Steve Huff no son novedosas. Hace unos dos años también un Youtuber demostró otra mancha en el expediente de Steve.

Su primer proyecto de comercialización de Software para la comunicación con los "espíritus" la SCD-1, fue un éxito comercial. En ese momento, el investigador Tim Woolworthtodavía era amigo de Steve Huff. Tim, fue uno de los probadores beta de dicho software. Pudo recomendar cambios de diseño y encontrar errores de funcionalidad que fueron resueltos antes del lanzamiento.

Luego, personas más versadas en software empezaron a desgranar el código fuente del SCD-1 y se dieron cuenta rápidamente de que el software no funcionaba como se anunciaba. Se encontraban muchas palabras clave y frases relacionadas con la muerte metidas en sus bancos de audio. Básicamente, según Tim; "el software era una farsa. Pero, funcionó. ¿Por qué? Porque el espíritu encuentra un camino. Siempre que aleatorice el audio, la comunicación puede producirse".


Cuando empezaron a saltar las alarmas sobre el posible fraude de Steve Huff, varios internautas comenzaron a investigar a este personaje. Publicando artículos con pruebas de cómo Huff había dirigido pornografía de contenido violento, vendido esteroides y estafado a la gente mediante la compra y reventa de cámaras y obejtivos.




Si todo esto es cierto, como parece que se está demostrando, volvemos a estar delante de un nuevo fraude de lo múltiples que se conocen en le mundo de lo paranormal. Algo que si bien no invalida las pruebas que hay sobre los supuesto fenómenos paranormales, sí que da argumentos tanto a escépticos como a la ciencia para que denosten este fascinante mundo misteril.

Fuentes;

http://itcvoices.org/fraud-has-no-place-in-itc/

https://www.yumpu.com/en/document/view/55774204/steve-huff-love-light-and-rape-porn/2%E2%80%8B

http://huffparanormal.com/

© 2017 by Tiempo de Misterio. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now